5 motivos para apostar por una tienda pop-up o espacio efímero para Navidad

Tiempo de lectura: 2 minutos
popup store navidad centro comercial

¿Por qué merece la pena montar una tienda pop-up para Navidad? Las tiendas emergentes o espacios efímeros, también conocidos popularmente bajo el término pop-up son una apuesta creativa, de alta conversión y muy rentable para estas Navidades, el considerado pico de venta más alto del año y donde más que nunca, resulta clave diferenciarse de la competencia y combinar innovación y creatividad.

En Jim Collective apostamos por una combinación ideal para las marcas que deseen aumentar sus conversiones y transacciones durante estas fiestas invernales. Por una parte, podrán alquilar un espacio efímero para montar su tienda emergente durante la Navidad y completarlo con una potente campaña digital, incluyendo landing page y captación de leads cualificados para comercializar este espacio. Así, el espacio digital y el físico se unirán con el fin de incrementar la presencia de clientes potenciales e incrementar las ventas.

Te daremos cinco razones de peso por las que triunfarás con una tienda pop-up esta Navidad.

Añade aquí tu texto de cabecera5 razones para apostar por un espacio efímero esta Navidad

  1. Mejor momento del año: En el caso de algunas marcas, la Navidad puede representar hasta el 60% de las ventas. El tráfico se multiplica y contar con una tienda emergente permite a los ecommerce contar con una solución económica que ofrezca una experiencia de compra única y original durante estas fiestas señaladas del año. 

  2. Conexión y fidelización: Tener un espacio pop-up para Navidad permite a tus clientes online desvirtualizarte y poner rostro, color y tacto a tu negocio, incrementando la conexión emocional y aumentando la fidelización. Además del engagement con el usuario que ya conoce la marca, la tienda efímera permite captara a un segmento nuevo del target, atraído por el carácter de la experiencia interactiva y el marketing callejero. 

  3. Storytelling con encanto: Cada producto tiene detrás una historia, mimo, valores y emociones, y contar con un espacio físico pop-up para estas Navidades te permite contarla de un modo experimental y narrativo, incluso con demostraciones en directo. Usar el contenido de marca y revelar la inspiración detrás de tus colecciones puede marcar la diferencia con los clientes potenciales y te permite humanizar tu proyecto, estableciendo lazos afectivos. 

  4. Auge de las ventas: Los espacios efímeros hacen justicia al adjetivo que los define, por lo que su carácter fugaz y transitorio facilita una compra más instantánea y mejora tanto los resultados de ventas como los objetivos de marketing propuestos para la campaña navideña. 

  5. Promociones frescas y experimentales: Cambiar de ubicación o transitar del online al offline permite realizar pruebas y testeos de diferentes productos, comprobando un nuevo funcionamiento en otras ubicaciones alternativas o en el contexto de un mercado navideño. Visibilidad, creatividad y un abanico lleno de colores y posibilidades hacen de las tiendas pop-up para Navidad un diamante en bruto.
Compártelo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos recientes

Cookies

En Jim Collective utilizamos cookies propias y de terceros para, en base a la información obtenida a partir de tus hábitos de navegación, mejorar el servicio ofrecido. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”.