Qué es el marketing sustentable: 5 razones para ponerlo en práctica

Tiempo de lectura: 2 minutos
que es marketing sustentable

Hoy más que nunca, la vida debe caracterizarse por un sentido de responsabilidad universal, no sólo entre naciones y entre humanos, sino entre humanos y cualquier otra forma de vida”. Dalai Lama.

El marketing sustentable guarda un estrecho vínculo con esta premisa de compromiso y uso responsable de los recursos, como un hilo que parte del presente sin olvidarse del futuro. Se trata de un tipo de marketing que defiende el valor para el cliente y satisface sus deseos y necesidades de la mejor forma posible pero con miras a largo plazo, aliándose con la sostenibilidad y sin perjudicar a las generaciones venideras. 

Las empresas pueden utilizar el marketing sostenible o sustentable para un producto específico, una causa urgente o para determinar la propia Responsabilidad Social Corporativa de sus empresas, algo que han hecho famosas compañías como LEGO, cuya misión es fabricar todos los ladrillos de manera sostenible para 2030, a fin de contribuir a reducir el uso de plástico y tener un planeta más verde.

Si todavía no lo tienes claro, estas son 5 razones de peso para abogar por el marketing sustentable.

5 beneficios del marketing sostenible o sustentable

  1. Mejora la imagen de marca y te brinda ventaja competitiva: Los consumidores son cada vez más proactivos y están comprometidos con aquellas compañías que luchan contra el cambio climático, mejoran la sociedad en la que viven o protegen el medio ambiente. Según una encuesta realizada por el Natural Marketing Institute, más del 50% de los usuarios admitieron que las prácticas ambientales de una empresa influyen en su decisión de compra.

  2. Te conecta con los problemas sociales y medioambientales de tu tiempo: El marketing sostenible teje profundas redes que van más allá de la simple fidelización o engagement, ya que se alinea con las demandas sociales y penetra en un nivel más profundo, también en los empleados. Según una encuesta realizada por Adecco, más del 50% de los empleados sienten que sus organizaciones deberían hacer el bien por el medio ambiente y las diversas comunidades que lo integran.

  3. Minimiza costes: Ser sostenible también implica ahorrar, apostar por la eficiencia energética y optimizar recursos, apostando por una política adecuada de gestión de residuos, reciclaje, puesta en práctica de la economía circular en todas las áreas de la empresa y contribución al bienestar comunitario. El marketing sostenible es una pieza más de ese engranaje.

  4. Mejora la retención de empleados y la tasa de reclutamiento: Los profesionales desean trabajar con organizaciones que integran el desarrollo sostenible entre sus objetivos, algo a lo que la estrategia de marketing contribuye con creces. De esta manera, la transparencia, la responsabilidad social y el compromiso ecológico también son potentes imanes para reclutar y atraer el mejor de los talentos.

  5. Te ayuda a cumplir con la ley y atraer fondos: Tanto el marketing sustentable como la propia estrategia de desarrollo sostenible es clave para ser rigurosos con el cumplimiento de la regulación existente, respecto a la eliminación de desechos, las leyes ambientales, el uso de plástico o la economía circular, que será cada vez más incentivada por parte de la Unión Europea. También será un importante foco para captar inversión de capital público y privado: existe una potente apuesta que ya late con fuerza en los mercados.
Compártelo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos recientes

Cookies

En Jim Collective utilizamos cookies propias y de terceros para, en base a la información obtenida a partir de tus hábitos de navegación, mejorar el servicio ofrecido. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”.